REGULARIDAD DE HORARIOS:

Una característica de Temperamento

No es regular, duerme y come a diferentes horas cada día.

Regularmente, dormir y comer a la misma hora todos los días.

¿Qué quiere decir esto?

Con qué frecuencia un niño quiere comer, dormir y usar el baño.

A qué se parece esto?

Independientemente de la influencia de los padres, algunos niños desarrollan patrones regulares de dormir, comer y usar el baño.

A otros les resulta más difícil desarrollar horarios regulares y parecen impredecibles en estas áreas.

Por ejemplo, es posible que necesiten dos siestas largas un día y tres siestas más cortas al día siguiente.

Los niños con horarios irregulares pueden tardar más en completar tareas de desarrollo, como aprender a ir al baño.

¿Cómo puedo ayudar?

Es posible que los cuidadores de un niño con un horario regular necesiten llevar refrigerios adicionales para asegurarse de que su hijo pueda comer a tiempo incluso si está fuera de casa.

Es posible que los cuidadores de un niño con un horario variable deban dedicar más tiempo a ayudar a sus hijos a calmarse y prepararse para dormir por la noche.