Usar órdenes efectivas para

Reconocer el comportamiento:

Hacer un berrinche ruidoso.

Identifique lo que quiere ver:

Usar estrategias para calmarse cuando está enojado.

Utiliza la habilidad:

Ayude a evitar las rabietas mediante el uso de órdenes efectivas. Se aseguran de que su hijo sepa qué hacer y de que usted esté tranquilo.